POSE: El método más cómodo y eficiente para correr
¡Invita a los demás!

Hay muchos sistemas de entrenamiento, método de correr tan populares como el Pose o el Gallaway pero, ¿cuál es el más cómodo?

 

Cada corredor debe encontrar el mejor método para correr. Hay cientos de ellos, pero es importante dar con la tecla acertada para evitar (o al menos prevenir) lesiones y para entrenar de forma eficiente. También hay que dejar claro desde un primer momento que un corredor popular que acaba de empezar a practicar running no puede emplear el mismo método para correr que un atleta profesional o de élite. Destrozaría su cuerpo y las ganas de seguir practicando este deporte desaparecían muy pronto. Y aquí, como todo en la vida, lo importante es la continuidad.

 

Lo que hay que hacer es encontrar el método más cómodo para correr desde el primer momento. Y si nos equivocamos, adaptarlo. Así, a la larga, evitaremos que aparezca algún que otro dolor en nuestras piernas. Cuidar la técnica de carrera también es fundamental, y es por eso por lo que siempre es aconsejable, en la medida de las posibilidades, disponer de un entrenador de confianza cerca que cuide aspectos como el braceo, el levantar las rodillas, la posición de los pies, de los brazos…

 

EL MÉTODO POSE, EL MÉTODO DE CORRER MÁS "NATURAL"

 

Existe un método llamado Pose ideal para reducir el riesgo de lesión. Pone en valor el adquirir una técnica de carrera adaptada a nuestro cuerpo. También ayuda a correr durante más tiempo y mejor. Consiste en encontrar la técnica natural del corredor, dicho de una manera sencilla. Se economiza la energía del practicante. Pero no todo el mundo, aunque parezca raro dicho así, sabe correr de forma natural. Nicholas Romanov fue el que habló de esta técnica por primera vez en la década de los 70. “Dar una zancada más pequeña para que el pie caiga sobre el centro de gravedad, por debajo de la cadera, siendo el impacto con el talón más corto”, decía.

 

En este método Pose hay tres fases claramente marcadas:

 

- En la primera, hay que mantenerse con un pie en el aire, cerca del centro de gravedad de cada uno, al mismo tiempo que el otro pie, el que está apoyado, ayuda a mantener el equilibrio.

 

- En la segunda fase, el pie situado en el aire cae. Con el tronco erguido, sin irnos hacia delante, hay que llegar con el pie hasta el suelo.

 

- Y en la tercera y última, hay que volver a la posición de la primera fase del método Pose. Hay que tirar del pie para que vuelva al centro de gravedad, a la posición inicial.



 

EL MÉTODO GALLOWAY, EL MÉTODO DE CORRER CON INTERVALOS

 

También existe, y ya no hablamos de técnica sino de método de entrenamiento, el conocido como Galloway. Correr, andar y volver a correr. Es ideal para iniciarse en el running, se tenga la edad que se tenga. Consiste en realizar intervalos, alternando carrera y periodos andando.

 

Y después de haber empezado con el método Galloway y de haber alcanzado una base, se pueden seguir otros métodos como las series, el Fartlek o las cuestas. Todos ellos son ideales para seguir mejorando en el mundo del running. Eso sí, no hay que hacer locuras. Esto también puede ser progresivo. Las series pueden ser de menor intensidad al inicio e ir haciendo ritmos más rápidos e incluso más repeticiones con el tiempo. Y lo mismo ocurre con los tiempos del método Fartlek y con las distancias y las repeticiones y ritmos en las cuestas.

 

Lo importante es que uno se sienta cómodo corriendo sea cual sea el método para correr que utilice.

 

FUENTE: Runners España