Capacidades Coordinativas
¡Invita a los demás!

¿Qué es la Capacidad Coordinativa?

De manera concreta, podemos decir es un conjunto de condiciones, cualidades o aptitudes que permiten el desarrollo o funcionamiento de algo, en el aspecto físico, ese “conjunto” se refiere al movimiento del cuerpo.

Por lo tanto, las capacidades físicas son las condiciones que presenta un organismo para la realización de acciones motrices, la cuales pueden estar sujetas a cuestiones genéticas, pero también logran desarrollarse a través de la práctica.

Las Capacidades Físicas se clasifican en Coordinativas y Condicionales, pero en este artículo solo abordaremos las primeras.

Las Capacidades Físicas Coordinativas son aquellas capacidades que dependen del sistema nervioso central y periférico para su dirección y regulación, es decir, son las capacidades que nos permiten ejecutar movimientos de manera eficaz, precisa y económica, mediante la sincronía e intercambio de estímulos e impulsos entre el cerebro y nuestros músculos, para mover nuestro cuerpo.

Explicándolo de manera sencilla, el proceso inicia en la percepción de un estímulo, que puede recibirse a través de los sentidos visual, auditivo y del tacto, así como de manera kinestésica a través de la experimentación, el estímulo recibido contiene información, misma que es conducida por el Sistema Nervioso hacia el cerebro para ser procesada y generar una respuesta que indica cuáles y cuantos músculos son necesarios para realizar un movimiento, ya sea a nivel de coordinación motriz fina que sería un movimiento pequeño y preciso como recortar una hoja de papel o a nivel de coordinación motriz gruesa que sería un movimiento que involucre una o más extremidades del cuerpo como correr.

Clasificación

Las capacidades físicas coordinativas se clasifican en:

Orientación: es la capacidad que tiene nuestro cerebro de indicarnos en dónde y cómo estamos ubicados en un lugar determinado al momento de realizar un movimiento o desplazamiento.

Combinación: es la capacidad de integrar movimientos con diferentes partes del cuerpo en una sola acción motriz, de manera simultánea o secuencial.

Adaptación: permite modificar adecuadamente patrones o secuencias de movimiento cuando se presentan situaciones variables e inesperadas.

Reacción: es la capacidad que permite al cuerpo responder ante un estímulo de manera rápida y adecuada.

Equilibrio: es la capacidad para resolver una acción contando con una superficie pequeña de apoyo, o en su defecto, logrando mantener una postura o posición del cuerpo cuando recibimos una influencia o fuerza externa.

Ritmo: es la capacidad para relacionar e integrar varias partes de nuestro cuerpo para generar movimientos armoniosos.

Percepción Espacio Tiempo: es la capacidad que nos permite sincronizar e integrar el movimiento de nuestro propio cuerpo con el movimiento de diferentes objetos, considerando la relación existente entre su velocidad, la distancia y el peso de los mismos.

Consideraciones sobre las Capacidades Física Coordinativas

Es preciso señalar que estas capacidades pueden limitar nuestra movilidad o bien potenciarla, a partir del aprendizaje logrado por nuestro cuerpo para moverse y la memoria motriz que acumulemos en nuestros músculos.

Por lo cual, entre más variados sean los estímulos y capacidades trabajadas, enriqueceremos en mayor medida la memoria motriz y las experiencias sensoriales, lo que nos permitirá, resolver de manera rápida y eficaz cualquier situación que ponga a prueba nuestra motricidad, ya sea al practicar algún deporte o bien en las actividades cotidianas.

El desarrollo de las capacidades físicas coordinativas preponderantemente se presenta entre los 6 y 12 años de edad, por lo que, si no son trabajadas en este periodo, será muy difícil que un joven o un adulto las pueda desarrollar más adelante, aunque siempre habrá margen de mejora.

Conclusiones

Dichas capacidades ejercen una fuerte influencia en el desarrollo y/o aprendizaje de las capacidades condicionales y los fundamentos técnicos de las diferentes disciplinas deportivas, por lo que su nivel de desarrollo puede impactar en el favorecimiento de las capacidades físicas condicionales como son la fuerza, la velocidad y la resistencia o bien en los fundamentos de las diferentes disciplinas deportivas como conducir el balón en el fútbol, botarlo en el basquetbol o incluso volearlo en el voleibol.  

Asimismo, estas capacidades componen la base de lo que algunos especialistas denominan inteligencia motriz, misma que ayuda al cuerpo a almacenar en la memoria de los músculos todas aquellas experiencias de movimiento que la persona haya realizado con anterioridad, viéndose condicionada o potenciada para desenvolverse de manera autónoma o eficiente en ciertas situaciones de la vida.

Finalmente, se enfatiza sobre la importancia trabajar y estimular estas capacidades de manera oportuna, con el objetivo de lograr un desarrollo motriz óptimo en los niños para que estos no se vean limitados a edades más avanzadas y puedan desenvolverse con fluidez y seguridad en la práctica de cualquier actividad física o bien al inclinarse hacia alguna disciplina deportiva, ya que como se ha dicho anteriormente, estas capacidades pueden potencializar o disminuir su desempeño tanto en acciones sencillas de nuestra rutina diaria como en su rendimiento deportivo.

Referencias:

EF Deportes

Teleoposiciones

G-Se